Publicado en Sin categoría

Alteraciones más frecuentes del Habla y Lenguaje en la edad pre escolar

 

articulo_20120423124406

Los Terapeutas de Lenguaje que laboramos dentro de Instituciones Educativas Regulares, podemos afirmar que actualmente se ha incrementado el número de incidencia de niños(a) con alguna dificultad en su habla o trastornos del lenguaje; estos últimos detectados recién a los 4 o 5 años cuando hay mayor exigencia en el ámbito educativo y los niños demuestran sus dificultades para elaborar oraciones largas, responder frente a construcciones lingüísticas abstractas o dificultades en la comprensión, lo que se evidencia en la imposibilidad de responder a preguntas abiertas como ¿Por qué?, ¿Cuándo?, ¿Cómo? Entre otras, respondiendo muchas veces de forma incoherente a las preguntas, sin que esto nos diga que necesariamente sus problemas del lenguaje están acompañados de retraso mental.

Muchos de estos problemas del habla y lenguaje son arrastrados desde pequeños cuando el niño no hablaba, decía pocas palabras,  hablaba mal, respondía diferente a lo que se le hablaba, etc. Los padres justifican esto diciendo que ?todavía es muy pequeño?, ?Yo también demore en hablar?, ?Que gracioso cómo habla?; puede que en algunos casos tengan razón y solo debamos darle tiempo para que madure su lenguaje pero ¿Qué pasa con aquellos niños que van creciendo y sus problemas del habla o lenguaje se hacen más marcados? En estos casos el padre de familia deberá buscar ayuda al especialista lo antes posible,  para que evalúe, diagnostique y de tratamiento a estos problemas. Debo hacer hincapié que el cerebro del niño tiene su máximo desarrollo los primeros años de vida y si lo estimulamos desde temprano o corregimos estos problemas, tendremos mejores oportunidades de intervenir y proporcionar situaciones habilitadoras para la recuperación.

Antes de profundizar en los problemas del habla y lenguaje en el niño, es necesario explicar brevemente los conceptos y desarrollo normal del habla y lenguaje.

El lenguaje es un sistema de comunicación que nos capacita para abstraer, conceptualizar y comunicarnos a través de un conjunto de signos estructurados, tanto orales, gestuales como escritos. El lenguaje es posible gracias a diferentes y complejas funciones que realiza el cerebro que se desarrolla y  cimenta a partir de la gestación, y se configura según la relación del individuo con su medio.

El lenguaje consta de varios niveles: Fonológico (sonidos del habla y configuración de la sílabas), morfológico (organización interna de las palabras), sintáctico (forma en que las palabras se combinan en una oración), semántico (significado de las palabras) y pragmático (uso social del lenguaje).

El habla es el medio de comunicación verbal del lenguaje. Para hablar se requiere una coordinación neuromuscular precisa, necesaria para la planificación y ejecución de secuencias motoras muy específicas. En el niño esta coordinación se desarrolla lenta y progresivamente en los cinco primeros años de vida gracias a la maduración de los órganos que conforman el aparato fonoarticulador, es por ello que conforme va creciendo habla más claro, por ejemplo: a los 3 años dice ?gatón? por ?ratón? mientras que a los 5 años lo pronuncia sin dificultad.

El conjunto de órganos que intervienen en la producción de los sonidos se denomina ?aparato fonoarticulador? y está compuesto por lo siguiente:

  • Órganos de la respiración: Incluye los pulmones, músculos costales y el diafragma, estos permiten el ingreso y salida del aire que es necesario para la producción de los sonidos.
  • Órganos de la fonación: Formado por la laringe y las cuerdas vocales, son los responsables de producir la voz gracias a la vibración de las cuerdas vocales durante la espiración.
  • Órganos de resonancia: Constituido por la faringe, la boca y las fosas nasales. Son los que modulan el tono de los sonidos producidos por los órganos de la fonación y le dan a la voz un timbre muy personal.
  • Órganos de la articulación: Conformados por el paladar, la lengua, los maxilares, los labios y los dientes. Su función es articular los sonidos para formar palabras.

Problemas del Habla y Lenguaje más frecuentes en la edad pre escolar y escolar:

Son varios los trastornos del habla y lenguaje y que afectan de una manera clara al trabajo escolar de los niños limitando en gran manera la adquisición de conocimientos, posibles problemas de lectoescritura, el desarrollo de su personalidad y Aumento de la frecuencia de alteraciones de conducta y problemas emocionales. De ahí la importancia que tiene su detección temprana, para poner los medios necesarios encaminados a su corrección.

Las alteraciones del habla y lenguaje más frecuente en edad pre escolar y escolar son:

 

  • Retraso simple del habla: Es un desfase significativo en la aparición y en el desarrollo de la expresión pero la comprensión es prácticamente normal para su edad y la actividad no lingüística se encuentra también dentro de la normalidad. Su causa no puede ser explicado por un retraso mental, ni un trastorno generalizado del desarrollo, ni a déficit auditivo, o trastornos neurológicos sino más bien a la sobreprotección o falta de estimulación.

 

  • El Trastorno Fonológico o Dislalia: consiste en la incapacidad del niño para pronunciar correctamente los sonidos del habla, que son esperables según su edad y desarrollo; debido a dificultades motrices en la cavidad oral pero sin la presencia de problemas neurológicos o anatómicos.  Sus causas pueden ser:

– Poca fuerza y movilidad de los músculos que conforman los órganos articulatorios.
– Déficit en la discriminación auditiva.
– Estimulación lingüística deficiente.
– Errores perceptivos en la cavidad oral.
– De tipo psicológico (sobreprotección, llegada del hermanito, traumas, etc.)

Este trastorno se va a manifestar en errores en la producción de sonidos como la sustitución de una letra por otra (el niño dice ?tasa? en vez de ?casa?) o la omisión de consonantes (?lapi? en vez de ?lápiz?) o adición de consonantes dentro de una palabra (?palato? por ?plato?) o distorsión de consonantes.

  • Tartamudez o Disfemia, son las interrupciones involuntarias del habla que se caracteriza por el bloqueo para decir el primer fonema (letra) de la palabra o por la repetición de silabas iniciales, palabras y/o segmentos de frases. Los casos con mayor severidad se acompañan de tensión muscular en cara y cuello, miedo y estrés.Existe una Tartamudez Fisiológica que se da entre el segundo y cuarto año de vida con poca duración e intensidad y luego desaparece; generalmente se debe a que el niño procesa más   información que la que dice y quiere decir todo a la vez.  Este tipo de tartamudez no requiere de tratamiento pero si de pautas para evitar que se exacerben los bloqueos o repeticiones.
  • Trastornos específicos del desarrollo del lenguaje:
    • Presenta una articulación muy afectada, incluso ausencia completa del habla pero con una comprensión normal o muy próxima a lo normal.
    • Tiene una comprensión del lenguaje afectada así mismo su expresión puede estar limitada a palabras o frases cortas debido a problemas en su articulación.
    • Presenta un habla fluente, con buena articulación y estructuración de frases pero con una comprensión deficiente cuando se le habla o se le hace preguntas de enunciados complejos como ¿Por qué?, ¿Cuándo?, ¿Cómo? Entre otras, respondiendo con incoherentemente a la pregunta que se le hace.
Anuncios

Autor:

Licenciada en Psicología Clínica. Actualmente realizo un máster en Educacación Especial con especialidad en Audición y Lenguaje (AyL).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s